Personal policial con asiento en la UR6 bajo la supervisión del Subjefe de Policía lograron interceder ante la discrepancia de dos grupos de originarios de la etnia Wichí del barrio Viejo, que están en conflicto por la construcción de un centro de salud.

Por un lado se encuentra uno que está de acuerdo con la construcción en la reserva del barrio Viejo, contiguo al barrio Virgen del Carmen; en tanto el otro lo rechaza y exige que se construya en la cancha del barrio Viejo.

La diferencia entre vecinos -originarios de la etnia Wichí- inició en los primeros días de julio, cuando el Gobierno Provincial dispuso la construcción de un centro de salud.

Según la planificación aprobada, el lugar asignado para ese edificio es la reserva del barrio, ubicado en una zona contigua al barrio Virgen del Carmen de esa localidad.

Desde ese momento hubo discrepancias entre vecinos que responden a dos referentes de la comunidad originaria, por un lado los que estaban de acuerdo con la construcción en el lugar originalmente propuesto; en tanto el otro grupo lo rechazaba y reclama que se construya en la cancha del barrio Viejo.

Posteriormente un grupo de originarios destruyó los carteles de obra, luego impidió el ingreso de camiones al predio donde se tenía previsto iniciar la obra, entre otros incidentes menores hasta el punto de exigir la paralización de los trabajos.

Inadaptados provocaron daños

En la madrugada de este sábado, un grupo de originarios provocó daños en el predio donde se tiene previsto iniciar la construcción; cortó el alambrado perimetral, retiró los postes y quemó la media sombra que se había colocado.

Por la disputa se realizaron varios expedientes y causas judiciales con intervención del Juzgado de Instrucción y Correccional de la Tercera Circunscripción Judicial de la Provincia, con asiento en Las Lomitas y se dio intervención al Director del Instituto de Comunidades Aborígenes (ICA).

La actuación policial consiste en evitar hechos de violencia entre ambas facciones y servir como puente conciliador para arribar a una pronta solución

Este sábado alrededor de las 4:30 horas de la madrugada, arribó a la localidad de Ingeniero Juárez el subjefe de Policía, Comisario General Cirilo Julián Bobadilla, acompañado de dos secciones del Destacamento de Desplazamiento Rápido (DDR) de esta ciudad capital para reforzar la seguridad.

El subjefe fue recibido por el jefe de la Unidad Regional Seis, quien informó los pormenores del conflicto vecinal entre originarios.

Desde las 9 horas, el subjefe de Policía y el jefe de la UR6 mantuvieron una reunión con los referentes de ambos grupos de vecinos del barrio Viejo que se encuentran enfrentados, de la que participaron unas 60 personas.

Se hizo saber a todos que la Policía está en el lugar para evitar que se produzcan conflictos e incidentes entre ambos grupos, por lo que se articulan ambas posiciones con los demás estamentos del Estado provincial para llegar a una solución pacífica.

Compartir