Tras una prolija investigación en la ciudad de Laguna Blanca, efectivos policiales de Drogas Peligrosas detuvieron a un presunto distribuidor de estupefaciente, secuestraron drogas y otros elementos de prueba.

Sobre el sospechoso, oriundo de la ciudad de Clorinda, recaía otra causa penal de hurto, por lo que fue notificado de ambas situaciones y puesto a disposición de la Justicia.

Este nuevo resultado fue producto de una meticulosa investigación impulsada por los efectivos de la Delegación de Drogas Peligrosas en Laguna Blanca, en forma coordinada con el Juzgado de Instrucción y Correccional N° 2 de Clorinda en relación a la venta de drogas al menudeo.

En primer lugar, se obtuvieron indicios de vital importancia para llegar hasta un inquilinato en el barrio San Baltazar, donde presuntamente un hombre llevaba adelante esta actividad ilícita, lográndose luego de varias semanas de investigación, reunir elementos de prueba suficientes y solicitar al Juez interviniente la orden de allanamiento para el departamento del sospechoso.

Toda la información obtenida en la investigación fue puesta en conocimiento del juez, quien valoró las pruebas y otorgó la orden de allanamiento del domicilio.

La medida judicial se concretó en la mañana del sábado último y contó con la colaboración del personal de la Unidad Regional Cuatro (Laguna Blanca) y de la Comisaría local.

En presencia de los testigos, se logró el secuestro de varios envoltorios de marihuana, como así también rastros de cocaína, blíster de psicofármacos, soportes magnéticos, celular y dinero en efectivo, elementos aportados para la investigación.

Finalizada la diligencia, el hombre de 29 años fue notificado de su situación legal, además se logró saber que sobre el sujeto recaía otra investigación por el delito de Hurto, por lo que se lo trasladó hasta la dependencia local donde fue notificado de las causas judiciales y quedó a disposición de la Justicia.

Compartir