Inicio País Argentina aumentó en 115% la cantidad de extranjeros expulsados con causas penales

Argentina aumentó en 115% la cantidad de extranjeros expulsados con causas penales

10
La política de endurecimiento en materia migratoria que encaró el gobierno de Mauricio Macri se potenciará sustancialmente este año según los datos que ya hay a la vista: en el 2019 serán expulsados de la Argentina unos 1.500 extranjeros que tienen causas penales, lo que implicará un 115% más que el año pasado, y la cantidad de rechazados en las fronteras creció a 18.000 extranjeros en la Argentina el año pasado y para ahora también hay una proyección mayor.

Según un relevamiento interno que hizo la Dirección Nacional de Migraciones a cargo de Horacio García, en lo que va del año hubo 210 extranjeros que fueron expulsados del país porque cometieron delitos o tienen más de la mitad de la pena cumplida en prisión.

Sin embargo, de acuerdo a los datos que aportaron las fiscalías de todo el país, los juzgados federales y los servicios penitenciarios a la Dirección de Migraciones para el 2019 hay una lista de 1.500 extranjeros en condiciones de ser expulsados de la Argentina en forma inmediata como lo estableció el decreto 70/2017 de Macri.

De esta manera, mientras que en el 2018 hubo 703 extranjeros deportados con causas penales, en el 2019 esa cifra crecerá a 1.500, lo que hace un incremento del 115%.

La mayor parte de los extranjeros en condiciones de ser expulsados de inmediato son peruanos, paraguayos y bolivianos. Le siguen los de nacionalidad colombiana y en menor medida los chinos. A la vez, se supo que entre los delitos cometidos por los extranjeros figuran en el tope los robos (42%), seguidos por el narcotráfico (25%) y los abusos sexuales (14%).

La Dirección de Migraciones que lidera García viene realizando un intenso trabajo de concientización con los jueces de la provincia de Buenos Aires, el procurador general bonaerense y los Servicios Penitenciarios de todo el país para explicar la necesidad de informar sobre los casos de extranjeros que hayan cometido delitos a fin de que sean expulsados.

Horacio García, director de Migraciones, profundizó los controles en las fronteras para evitar el ingreso de extranjeros ilegales o con antecedentes penales

Horacio García, director de Migraciones, profundizó los controles en las fronteras para evitar el ingreso de extranjeros ilegales o con antecedentes penales

Por otra parte, Infobae pudo saber que los casos de extranjeros que son rechazados en las fronteras aumentó en los últimos años. De los 12.000 casos registrados en el 2015 se pasó a 18.000 el año pasado y se prevé que este año será mayor ese número por el aumento de controles que se estableció con diferentes herramientas digitales o acuerdos de cooperación con Interpol y otros países.

El aumento que se viene registrando de casos de extranjeros rechazados en las fronteras es notable si se tiene en cuenta que hay unos 50 casos promedio por día. En el primer trimestre de este año hubo 4.100 extranjeros rechazados en la frontera.

La mayor parte de los casos de extranjeros que son expulsados en la frontera y ni siquiera pueden ingresar a la Argentina no responden a parámetros que tengan que ver con el narcotráfico o el terrorismo. Se trata en muchos casos de temas como la falsificación de un visado o de un documento. También hay casos de menor gravedad como documentos vencidos o falta de requisitos para ingresar menores.

El 40% de los casos de rechazados antes de ingresar al país ocurre en el aeropuerto de Ezeiza, como ocurrió recientemente con seis ciudadanos de la India que tenían visados falsificados, venían de España y se dirigían a México. Estos fueron demorados y posteriormente rechazados del país.

En el Gobierno están convencidos de que el decreto 70/2017 que sigue vigente no tendrá inconvenientes de ser convertido en una ley en el futuro inmediato si se tiene en cuenta la aceptación que tuvo en los tribunales. Se estima que hay 2.000 sentencias favorables para el Gobierno en la Justicia ante objeciones a esta medida presidencial. Sólo un caso llegó a la Corte y se falló de manera adversa.

La estrategia de la Casa Rosada en esta política de endurecimiento en los controles fronterizos seguirá adelante con dos ideas concretas que están en carpeta en el despacho del presidente Macri: la creación de un Fuero Migratorio y una Policía Migratoria con mayores facultades que las que hoy tienen los empleados de la Dirección de Migraciones.

El reciente caso de los dos iraníes que ingresaron a la Argentina con pasaportes falsos y luego fueron detenidos alertó a las autoridades. A partir de allí se intensificaron los controles. En rigor, ya existe una resolución del gobierno para este caso. Ni bien la justicia los libere o dicte la falta de mérito por el delito de falsificación de pasaportes serán expulsados automáticamente de la Argentina.

Infobae

Compartir