Un hombre asesinó de ocho tiros a su vecino que tenía numerosas denuncias por abusos sexuales. El crimen ocurrió luego de una revuelta barrial ocurrida en el barrio Evita de Plottier de la provincia de Río Negro.

En una inédita decisión, la justicia de Río Negro pidió que se le aplique al autor del crimen, Julio Damián Martínez, de 31 años, una pena de prisión domiciliaria por dos meses. El juez Gustavo Ravizzoli impuso la medida y la defensa no se opuso a la decisión.

Lo llamativo del dictamen es que no quedó claro el móvil del asesinato. Para la defensa, Martínez actuó en defensa de un policía que quedó desarmado luego de pelear con Julio Enrique Maidana, de 51 años, que lo amenazaba con un cuchillo.

Por su parte, la fiscal Eugenia Titanti argumentó que para cuando Julio Martínez disparó su arma en ocho oportunidades, el policía ya estaba neutralizando la situación.

“Tuvo más ánimo de venganza que de defensa”, afirmó.

La fiscal se opuso a la pena y afirmó: “No se puede permitir que estos conflictos se resuelvan con más violencia”.

Ocho disparos, muchas denuncias y el nulo accionar de la justicia: así se desencadenó el crimen en Río Negro

El asesinato de Julio Enrique Maidana ocurrió el domingo por la noche en el barrio Evita de Río Negro, cuando Julio Damián Martínez lo ejecutó de ocho balazos en la cabeza efectuados desde corta distancia.

Según el asesino, el motivo de la agresión fue que Maidana -quien ya tenía varias denuncias por presuntos abusos sexuales- habría intentado agredir a una adolescente.

Para los vecinos, el ministerio de Justicia de Río Negro tiene responsabilidad en el caso: denuncian la inacción en las denuncias contra Maidana que nunca avanzaron.

Según los habitantes del barrio Evita, al vivir en la casa de al lado y presenciar las agresiones de Maidana, Julio Martínez ya había enfrentado a su vecino e incluso en una oportunidad lo baleó en las piernas.

TN Noticias

Compartir