Familias del barrio San Juan Bautista, damnificadas por el avance de las aguas que rodean la ciudad, recibieron la visita del equipo del centro de salud El Pucú, que brindó una completa asistencia y contención sanitaria.

Médicos, enfermeros, vacunadores y asistentes sociales recorrieron este barrio de la zona sur, cercano al centro sanitario, con el objetivo de extremar los cuidados de salud para estos vecinos que se encuentran anegados por  la crecida del riacho El Pucú.

Para ello, fueron dispuestas atenciones para todas las edades con controles que alcanzaron a niños y adultos, con el hincapié puesto en las embarazadas y enfermos crónicos.

“La mayoría de las familias se auto evacuaron, pero atendimos a algunas que todavía permanecen porque no quieren dejar sus casas. Es una situación adversa complicada y  lo importante es cuidar la salud de cada uno de ellos, poniendo a su disposición todos los servicios con los que contamos y dándole la mayor contención posible desde el área de salud”, explicaron desde la dirección del mencionado centro sanitario.

Los controles llevados adelante fueron entre otros “peso y talla, temperatura, tensión arterial, latidos y frecuencia cardíaca”, además de un completo examen nutricional. “En general, podemos decir que los atendidos están bien, en buenas condiciones de salud. Ningún caso con complicaciones. Solo detectamos dos pacientes con patologías dérmicas, que ya fueron diagnosticados y se les dieron las indicaciones para el tratamiento que deben seguir, con la entrega de los medicamentos correspondiente para su recuperación”.

Asimismo fueron controlados rigurosamente los carnets de vacunación y se aplicaron las dosis de vacunas faltantes para que “todos los integrantes de las familias tengan sus vacunas actualizadas”. En este marco, si bien los vacunadores promovieron la aplicación de todas las vacunas del calendario vigente, insistieron en las que integran la campaña de “Invierno 2019” “antigripal, antineumocócica y triple bacteriana acelular que deben recibir los grupos de riesgo de acurdo a cada uno”, explicaron.

Luego de las atenciones, el equipo de salud relevó las inquietudes de los vecinos, quienes recibieron consejos para mantener la buena salud a través de cuidados sencillos “que son fáciles de poner en práctica y muy económicos pero que tienen muy buenos resultados, sobre todo para prevenir enfermedades”.

Compartir