Alberto Fernández lo analizó junto a su equipo económico. El ojo está puesto en sectores industriales y la construcción. No descartan nuevas excepciones antes de Semana Santa.

El Gobierno avanza en el diseño de la flexibilización de la cuarentena obligatoria para contener el avance del coronavirus. El presidente Alberto Fernández advirtió que el regreso a la actividad será “paulatino”. Sin embargo, luego de las reuniones con empresarios y sindicalistas que mantuvo este viernes, el jefe de Estado y su equipo económico analizan incluir nuevas excepciones antes del 13 de abril.

«(La cuarentena) se va a abrir muy paulatinamente y va a haber casos que van a seguir en cuarentena: seguramente los chicos seguirán sin ir al colegio. Seguramente la administración pública seguirá haciendo trabajo a distancia, esto que se llama teletrabajo. Concurrirán los que necesitamos que concurran, la gente de seguridad, salud, personas elementales para poder movernos”.

Cerca del Presidente confirmaron que se estudia la inclusión de nuevas excepciones antes del lunes de la semana que viene, cuando finalizaría la cuarentena tal como el Presidente la fijó. El mandatario ya había habilitado el viernes nuevas actividades.

En el documento de 12 páginas que los industriales entregaron a Fernández pidieron que se autoricen a industrias de rubros específicos: de los proveedores de insumos de los sectores esenciales; las de orientación exportadora y autopartistas. También reclamaron por la reglamentación del DNU que evita cortes de servicios.

El martes, representantes del Ejecutivo pondrán en marcha una mesa de emergencia con infectólogos, la CGT y los sectores empresarios para avanzar en la flexibilización de la cuarentena, que profundiza la crisis económica.

“Me reuní con la Cámara de Comercio, la CGT, y la Unión Industrial (el viernes) y les planteé que hagamos un comité con los epidemiólogos para ir viendo cómo ir flexibilizando la cuarentena, no levantando (sino) flexibilizando, porque algunos sectores deberán seguir en cuarentena”, insistió el Presidente.

En la UIA no tienen dudas sobre qué empresas deberían regresar cuanto antes a la actividad. El titular de la entidad, Luis Acevedo, en conferencia de prensa con Kulfas, se refirió a las de capital intensivo y a las exportadoras, que generan divisas en el medio de un escenario recesivo.

Este sábado, los empresarios enfatizaban la necesidad de reactivar la obra pública para reanimar al sector de la construcción. Entre las primeras precisaban los insumos industriales, cemento y maquinaria agrícola.

El Presidente, empresarios y sindicalistas también coincidieron en la necesidad de evitar el uso masivo del transporte público. «Tenemos que levantar la cuarentena de una manera tal que los transportes públicos no se conviertan en un riesgo», precisó Fernández.

Es un hecho que el regreso a la actividad de las industrias será por turnos para cuidar las condiciones en los lugares de trabajo pero también para no saturar el transporte. “Acordamos diferir turnos en distintos horarios para que el retorno al empleo no sea problemático para los trabajadores», había expresado el secretario general de la CGT Héctor Daer.

Con la misma finalidad todos los trabajadores que puedan cumplir con sus obligaciones desde sus casas, seguirían haciendo teletrabajo.

El mandatario agradeció a los sindicalistas en un mensaje en sus redes sociales. “Gracias a todos los dirigentes de la CGT por el compromiso que han asumido en acompañar al Gobierno y a toda la sociedad argentina en este tiempo difícil que nos toca”, escribió en Twitter.

El regreso al trabajo en las zonas donde no hay grandes aglomeraciones urbanas sería más rápido. Más sombrío es, en cambio, el panorama de los comercios. La Cámara Argentina de Comercio había propuesto al Presidente que permitiera el regreso al trabajo de los empleados que viven cerca de sus lugares de empleo. El Gobierno sí flexibilizaría más el comercio electrónico. La UIA también presentó un proyecto en esa dirección.

“El comercio es uno de los más lastimados con todo esto. Tal vez lo resolvemos con el delivery de todos los comercios, momentáneamente”, aventuró Fernández. Fuentes oficiales no descartaron el ingreso por cupo a los locales. La CAC había solicitado no esperar al “fin de la cuarentena”.

Los empresarios insistieron en que las reuniones con el Presidente sirvieron para descomprimir la situación tras las tensiones con Techint. “El tema prescribió”, señalaron participantes de la reunión. El Gobierno busca cerrar filas.

Clarín

Compartir