Alrededor de las 21 horas del miércoles último, una mujer que ingresó a la ciudad por el control de tránsito ubicado en el barrio Virgen del Carmen -acceso sur-, alertó a los auxiliares de la justicia que se adelantó a un Citroën C4 color negro, aportando el domino, que se desplazaba sobre la ruta nacional Nº 11 en forma zigzagueante en igual sentido de circulación, representando un potencial peligro para los demás automovilistas.

Cuando llegó al control de tránsito, se demoró la marcha del vehículo en cuestión, solicitando al conductor que se estacione a un costado de la ruta para un control de rutina. El hombre ofuscado con los uniformados por haberlo demorado los agredió verbalmente, haciendo caso omiso a los insultos, los efectivos policiales amablemente le pidieron las documentaciones obligatorias para circular.

En el lugar se hizo presente el supervisor del Cuerpo de Tránsito, disponiendo que se le realice el alcohotest porque el hombre tenía fuerte aliento etílico, para comprobar el grado de alcoholización. Tras la prueba, arrojo que el conductor tenía 0,77 gramos del alcohol en sangre.

Conforme el dato arrojado por el alcoholímetro, se requirió la presencia del oficial de la Subcomisaría Puente Uriburu, quien procedió al secuestro del rodado y la detención del conductor conforme artículo 34 del Código de Faltas de la Provincia.

El vehículo fue trasladado por la grúa del Cuerpo de Tránsito a la dependencia jurisdiccional, iniciándose una causa contravencional por alterar la tranquilidad y el orden público y por conducir en estado de ebriedad. Finalizada las causales que motivaron su detención el hombre recuperó libertad, previo recibirle declaración indagatoria.

Compartir