El alza fue negociada con empresas y provincias y entrará en vigencia a partir de esta medianoche. Todavía se espera un nuevo incremento antes del 10 de diciembre.

El Gobierno se anticipó al fin del congelamiento y terminó autorizando un aumento de naftas del 5% por presión de las petroleras y las provincias, como anticipó LPO.

La medida entrará en vigencia desde esta misma medianoche y se suma al 4% que habían permitido a mediados de septiembre, cuando la tensión en el sector energético se hizo insostenible.

En esa oportunidad, la secretaría de Energía había asegurado que se trataba de un ajuste excepcional para evitar un desabastecimiento de combustibles, pero que no habría nuevos incrementos hasta el 14 de noviembre.

Compartir