La Policía detuvo a una pareja que circulaba en un remis y transportaba droga adosada al cuerpo, en la localidad de Pirané.

Se realizaron dos allanamientos y se secuestraron plantines de marihuana, un teléfono celular y dinero, entre otros elementos de interés en la causa.

Todo inició semanas atrás, cuando efectivos de la Delegación Drogas Peligrosas Pirané iniciaron un expediente judicial con intervención de la justicia para investigar a una mujer que estaría dedicada a la comercialización de estupefacientes en esa localidad.

A través de un amplio trabajo investigativo y pesquisas, los investigadores tomaron conocimiento que la sospechosa salió de Pirané con destino a esta ciudad capital, presumiblemente con intenciones de adquirir droga.

Ante esa situación, en la jornada del viernes último se implantó un operativo de control vehicular e identificación de personas en la Ruta Nacional N° 81 y Ruta Provincial N° 16, conjuntamente con personal de la Subcomisaría Gran Guardia y de la Dirección General de Policía de Seguridad Vial Delegación El Cruce.

En ese lugar, se detuvo la marcha de un automóvil utilizado como remis, en el cual se desplazaba la mujer investigada y su pareja. Ambos llevaban adosados trozos de marihuana, el sujeto lo tenía colocado en los glúteos, en cambio la mujer en el abdomen, por lo que fueron detenidos y trasladados a la dependencia policial.

En la continuidad de la investigación, obtuvieron más elementos de prueba, los que fueron puestos a consideración del juez de Instrucción y Correccional contra el Narcocrimen, Dr. José Luis Molina, quien otorgó dos órdenes de allanamiento para las viviendas de los detenidos, una para el barrio Lagunita de Pirané y la otra para El Palomar de esta ciudad.

En la jornada del lunes último, efectivos de la Dirección General de Drogas Peligrosas, con la colaboración del Comando Radioeléctrico Policial Pirané, llevaron adelante la medida judicial.

Se secuestraron tres plantines de marihuana, elementos de fraccionamiento y de fumata, un teléfono celular, dinero, entre otros elementos de interés para la causa. El estupefaciente es apta para la obtención de unos 2.300 cigarrillos de fabricación casera.

Todo fue trasladado hasta la dependencia policial, donde se notificó a los detenidos su situación procesal, quedando la mujer alojada en celdas de la Unidad Penitenciaria Provincial N° 2; en tanto el hombre fue alojado en Pirané, todo a disposición de la justicia.

Nuevamente la Policía de Formosa anuló un centro de venta de sustancias ilícitas, como resultado de la articulación entre la Comunidad, la Justicia y la Institución policial, para evitar que se dañe el tejido social y la salud de los formoseños.

Compartir