El procedimiento se dio en un camino clandestino ubicado en zona ribereña conocido como “Costa Azul” donde la policía sorprendió a dos sujetos egresando de dicho sector con estupefacientes.

Alrededor de las 19.00 horas del miércoles último, en el sector conocido como “Costa Azul” observaron el egreso de dos personas en una motocicleta de 110 cilindradas, quienes al notar la presencia de los efectivos realizaron una brusca maniobra con el rodado y como consecuencia del mal estado del camino debido a las últimas precipitaciones, cayeron pesadamente al suelo, donde el acompañante alcanzó a fugarse del sitio ingresando a zona boscosa, en tanto que se logró la detención del conductor del rodado tratándose de un menor de 16 años.
Al momento de efectuársele el cacheo de seguridad se halló entre sus prendas de vestir un envoltorio con picadura de marihuana y un equipo de telefonía celular, en tanto que en el baúl del rodado, una Zanella ZB, hallaron un trozo compacto de sustancia vegetal la que sometida a reactivos químicos se pudo establecer que se traba de marihuana con un pesaje cercano a los dos kilogramos, procediéndose al secuestro de todos los elementos mencionados y a la retención del menor, trasladándolo a sede policial donde se iniciaron las actuaciones legales pertinentes con intervención del Juzgado de Instrucción y Correccional contra el Narcocrimen.
Según manifestaciones de los expertos en estupefacientes, se calcula que la marihuana incautada es apta para producir cerca de 6.000 cigarrillos de fabricación casera conocido en la jerga como “porros”.

Compartir