Alrededor de las 1:45 horas de la madrugada de este se recibió un llamado telefónico a la línea 911ECO, en el que se solicitó la presencia policial en inmediaciones a una ladrillería.

Al sitio acudió el personal de la Zona 6 del Comando Radioeléctrico Policial que se topó con un grupo 10 adolescentes, que arremetieron contra los unoformados con elementos contundentes, arrojando cuanto tenían a su alcance, debiendo utilizar escudos como protección para evitar lesiones, cuyos elementos son provistos y se encuentran en los móviles de la fuerza, sumado a los chalecos de protección balística entregados a cada efectivo.

Ante la violencia demostrada por los sujetos, se pidió apoyo y la agresión de los inadaptados fue tal que provocó daños en dos escudos.

Los atacantes además efectuaron disparos con arma de fuego, escuchándose durante el enfrentamiento dos detonaciones, presumiblemente provenientes de tumberas.

Con la llegada de más efectivos y móviles pertenecientes al Comando Radioeléctrico, grupo antidisturbios del Destacamento de Desplazamiento Rápido (DDR), Dirección General de Drogas Peligrosas y Departamento Informaciones Policiales, realizaron un disparo disuasivo con una escopeta provista con cartuchos de postas de goma, tarea que permitió la aprehensión de tres jóvenes, dos de 18 y uno de 19 años.

Personal de la Dirección de Policía Científica documentó el daño a los escudos y los elementos arrojados a los auxiliares de la justicia.

Los detenidos fueron trasladados a la Subcomisaría Puente Uriburu de esta ciudad, donde se inició causa judicial y se notificó situación legal a las personas, permaneciendo alojados a disposición de la justicia.

Durante la mañana del domingo, un vecino del lugar donde se produjo el desorden se presentó en la Subcomisaría y denunció que el grupo de personas que atacó a la Policía, momentos antes amenazó con incendiar su vivienda, arrojando además cascotes contra su domicilio, iniciandose otra causa judicial y continuándose con las tareas investigativas a fin de poder identificar a la totalidad del grupo agresor.

Compartir