Una mujer embarazada y su pareja fueron detenidos en las últimas horas en Moreno, acusados de matar a golpes al hijo de ella, de dos años, luego de denunciar que se había ahogado cuando tomaba leche. El trágico hecho ocurrió el domingo pasado, cuando el niño llegó ya sin vida al hospital local.

Según fuentes de la investigación, todo ocurrió en una casa del barrio Indaburu, a donde los oficiales de la policía llegaron después de un llamado que la acusada hizo al 911 para alertar que el niño se había ahogado mientras tomaba leche en su cama. Cuando los bomberos voluntarios llegaron al lugar, el nene de dos años ya había fallecido, aunque de todos modos lo trasladado hacia el Hospital Mariano y Luciano de la Vega, donde confirmaron la muerte.

Cuando los médicos recibieron al paciente, rápidamente se dieron cuenta que el niño había sido golpeado, por lo que dieron aviso a la policía, y así intervino en la causa la fiscal Luisa Pontecorvo, titular de la UFI Nº3.

Luego de la autopsia, se confirmó que el nene murió a raíz de los golpes que recibió en el pecho, la espalda y brazos, ya que presentaba varias costillas fracturadas y golpes de vieja data. Por esto mismo, la fiscal ordenó la inmediata detención de la pareja y su traslado a una dependencia policial, donde ambos quedaron alojados acusados de homicidio agravado por el vínculo, ensañamiento y alevosía.

En su defensa, los acusados dijeron que el niño tenía moretones porque la policía lo zamarreó para que volviera en sí, al igual que los vecinos, quienes le hicieron maniobras de reanimación cuando perdió el conocimiento.

Fuentes policiales informaron que la mamá de la víctima, de 24 años, ya había sido denunciada por maltratar a sus hijos y que, por ese motivo, había perdido la tenencia de una de sus nenas, de 7 años.

Por otra parte, se confirmó que su pareja no es el padre biológico del chico fallecido, aunque también tenía problemas judiciales, ya que había sido denunciado por una ex pareja por violencia de género.

 

 

Big Bang News

Compartir