El ranking global que mide la corrupción en todo el mundo determinó que la Argentina es más corrupto que el año pasado, y que se ubica en el puesto 96 sobre 180 naciones.

El Índice de Percepción de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional le otorgó 38 puntos al gobierno de Alberto Fernández sobre los 100 puntos máximos que le dan al país más transparente.

En el segundo año de gestión del gobierno, la Argentina obtuvo 4 puntos menos que el 2020 -es decir que es cuatro puntos más corruptos que el año pasado- y así retrocedió 18 puestos para ubicarse en el puesto 96 sobre 180 países.

Esta performance acerca a nuestro país a la peor posición en la historia, que sucedió en 2015, cuando obtuvo solo 32 puntos sobre 100 y quedó en el puesto 107 sobre 168 países. Por su parte, una de las mejores posiciones se logró en 2019, cuando la Argentina sumó 45 puntos y terminó en el puesto 66.

El año pasado la Argentina había obtenido 42 puntos y terminó en el lugar 78. “El resultado para la Argentina es malo y se observa una caída en la percepción de los consultados sobre el nivel de corrupción en el sector público en nuestro país”, analizó Pablo Secchi, Director Ejecutivo de Poder Ciudadano, capítulo argentino de Transparencia Internacional.

TN Noticias

Compartir