La víctima de 75 años aprovechó una exención para adquirir este tipo de ave. De acuerdo a la reconstrucción del ataque todo se trató de un accidente.

El Casuario es un ave enorme que es originaria de Australia y Nueva Guinea y sus dimensiones lo convierten en un animal temible: sus medidas estándares son entre 127 y 170 cm de largo​ y entre 1.5 y 1.8 m de altura, aunque puede llegar al 1.9 metro y llega a pesar hasta 85 kilos.

Recientemente esta especie se hizo famosa a partir del fallecimiento de Marvin Hajos, un criador de Florida, Estados Unidos, que fue atacado de forma mortal por este espécimen dentro de su granja.

La novela en torno a la muerte de este granjero comenzó a sumar capítulos y según revelaron desde la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de Florida el hombre no contaba con permiso para tener ese tipo de ave.

Hajos, de 75 años, se valió de una exención a las reglas de vida silvestre en cautiverio de la agencia para acceder a la tenencia de un Casuario y de esa forma logró manipular las leyes para quedarse con el animal.

El ataque mortal ocurrió el viernes pasado cerca de Gainesville y según reportó el diario local The Gainesville Sun es impredecible contar con este tipo de habilitación para vender o exhibir públicamente Casuarios.

De acuerdo a la pericia, el criador se encontraba caminando en su granja y mientras alimentaba a otros animales se tropezó, cayó al suelo, el ave se asustó y atacó a su dueño en forma de defensa. “Parece que se trató de un accidente”, indicó el jefe de policía Jeff Taylor al medio local Gainesville Sun.

Mitre

Compartir