El Gobierno dio a conocer una nueva manera de declarar como positivos a algunos casos de coronavirus sin tener que realizar un hisopado. Para ello, la persona sospechosa deberá cumplir con al menos un criterio “epidemiológico” y otro “clínico”.

Este método fue definido por la titular del Ministerio de Salud, Carla Vizzotti, en conjunto de sus pares provinciales tras una reunión llevada a cabo por el Consejo Federal de Salud (COFESA). En la misma se tuvo en cuenta la alta demanda en los centros de testeo.

En cuanto a los criterios clínicos que se tendrán en cuenta para diagnosticar un caso sospechoso de coronavirus como positivo, se trata de presentar dos o más síntomas (fiebre, dolor de garganta, tos, dolor muscular y/o de cabeza, dificultad a la hora de respirar, vómitos, diarrea); o haber perdido de forma repentina el gusto y/o el olfato.

Mientras tanto, los criterios epidemiológicos incluyen: ser contacto estrecho con un caso confirmado en los últimos diez días; haber estado en un espacio en el que hayan habido al menos tres personas infectadas; o vivir en una zona con “muy alta incidencia” de contagios (más de 500 casos cada 100 mil habitantes en las últimas dos semanas).

Por otro lado, en la reunión entre la titular de la cartera nacional de Salud y los ministros provinciales se habló del inicio de clases. Al respecto definieron algunas recomendaciones para asegurar un regreso a las aulas con el menor grado de contagios de coronavirus.

En ese sentido, Vizzotti señaló que desde su ministerio y el de Educación se dio inicio a una mesa de trabajo con la prioridad de “estimular la vacunación pediátrica de COVID-19 y de calendario”. Esto abarcará tanto a niños y adolescentes, como a “docentes, no docentes y toda la comunidad educativa”. Asimismo, sugirió a las provincias “culminar con un consejo conjunto federal de salud y educación donde se puede avanzar en la actualización de protocolo para establecimientos educativos”.

Radio Mitre

Compartir