Algunos le regalaron una remera tomándolo como personaje mediático –que ya lo es-, con la frase que popularizó y viralizó por estos días, pero hay quienes valiéndose del ingenio, le piden al Ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo: “Nambrena, dejame na ir a pescar”.
Todas las “barras pesqueras” de Formosa le solicitan al Consejo de Atención Integral a la Emergencia Covid-19, que los habiliten para retomar la actividad lo antes posible. “Con todo el protocolo que se requiera, esperamos una respuesta favorable”, dice el breve comunicado que comenzó con la campaña en las redes sociales.

Las 33 barras pesqueras, grupos de pesca deportiva, que hay en la provincia solicitaron a través de un comunicado al cuerpo del Consejo de Atención Integral de Emergencia Covid-19, pidiéndole “encarecidamente y con todo el respeto al Señor Ministro de Gobierno de la provincia de Formosa, de parte de todos los miembros de las barras pesqueras y pescadores formoseños, que habilite la pesca deportiva de costa los sábados y domingos en el horario que disponga y con todo el protocolo que se requiera”.

Usando el ingenio con la frase del mediático ministro, que le respondió a un médico de Corrientes quien sugirió que en la provincia se ocultan datos sobre los casos; diciendo: “Nambrena, ¿qué lo que nos vamos a preocupar por eso?”; comenzaron a aparecer los memes, los obsequios para el ministro –un reportero le entregó una remera hecha por unas emprendedoras del interior- con su frase y hasta hubo notas periodísticas al locuaz interlocutor de todos los días; el grupo de pescadores ideó el Slogan para su campaña: “Nambrena dejame na ir a pescar” y esperan poder ser recibidos o que por lo menos les contesten a su petitorio.

En otras partes del país, una actividad como la pesca ya ha regresado, considerando que es de bajo riesgo, es individual y donde el contacto entre personas por lo general es casi nulo, salvo excepciones.

 

ElComercial

Compartir