En el marco de las Políticas Públicas de Seguridad y tras una profunda labor investigativa, la Policía realizó varios allanamientos en el microcentro de esta ciudad donde se aprehendió a tres hombres por diferentes delitos. 

Además se secuestró marihuana, dinero en efectivo y mercaderías de origen extranjero sin aval aduanero valuadas en más de dos millones de pesos la cual fue puesta a disposición del Juzgado Federal, como así también un efectivo que se hallaba de custodia recibió un impacto de pirotecnia.

Todo comenzó a principios de este mes en el barrio Mariano Moreno, cuando una vecina de este sector que se encontraba dialogando con un hombre en el interior de su vivienda  y en un momento dado éste sujeto aprovechó el descuido de la misma y le sustrajo una Notebook y varias joyas.

Efectivos de la Comisaría Seccional Sexta iniciaron las actuaciones judiciales con intervención del Juzgado de Instrucción y Correccional N° 1 de esta ciudad, uniéndose a la investigación los  efectivos de la Sección Robos y Hurtos del Departamento Informaciones Policiales.

Como primera medida realizaron la inspección ocular en la escena del hecho, como así dialogaron con los vecinos con la finalidad de obtener datos que sirvan de hilo conductor para recuperar los efectos sustraídos y lograr la detención del presunto autor.

Durante el trabajo de campo y reunión de testimonios, los investigadores solicitaron al juez de turno la orden de allanamiento para el departamento ubicado en un albergue transitorio de la calle Belgrano al 100 donde se encontraría hospedado el presunto autor.

Con autorización del Juez se llevó a cabo la requisa y se procedió a la aprehensión del sospechoso, como así también el secuestro de marihuana, sustancia que fue sometida a reactivos químicos por parte del personal de la Dirección de Drogas Peligrosas, arrojando resultado positivo, dándose inicio a las actuaciones procesales por separado con intervención del Juzgado de Instrucción y Correccional contra el Narcocrimen.

Siguiendo con la línea investigativa los policías llegaron a un local comercial ubicado sobre calle Belgrano casi Brandsen dedicado a la reparación y servicio técnico de celulares y equipos informático, donde presumiblemente el sospechoso habría vendido los bienes sustraídos. En este lugar se dialogó con el propietario el cual no contaba con la habilitación para el ejercicio de este rubro procediéndose a la requisa del lugar hallándose en el mismo varios gramos de marihuana, balanza de precisión, elementos de corte, dinero en efectivo, accesorios usados y nuevos de celulares, computadoras, como así también una importante cantidad de mercaderías de origen extranjero sin el aval aduanero que rondaría en un millón y medio de pesos,  los cuales fueron secuestrados previa autorización del Juzgado Federal, quedando este sujeto detenido a disposición de la justicia.

En la prosecución de esta investigación, se llevó a cabo una última requisa en un departamento contiguo al primero, donde se halló mercadería extranjera sin aval aduanero que rondaría en los trecientos mil pesos, por lo que se procedió al secuestro.

El mandamiento judicial se llevó cabo tras una larga jornada que inició en horas de la mañana, donde además un efectivo de la Policía integrante del grupo especial Destacamento de Desplazamiento Rápido –DDR que se hallaba realizando la custodia del sector recibió un impacto de pirotecnia en una de sus extremidades inferiores (pierna) la cual se encontraba con su respectivo accesorio de protección. Por este incidente un hombre fue aprehendido y se encuentra a disposición de la justicia por atentado y resistencia contra la autoridad.

En tanto que las otras dos personas fueron notificadas de su situación legal quedando a disposición de la Justicia.

Compartir