Tras una rápida tarea investigativa, identificaron al presunto autor, recuperaron un teléfono celular y secuestraron 72.200 pesos, que fueron transferidos desde la cuenta del damnificado hacia otras tres cuentas bancarias.

El hecho se tomó conocimiento este miércoles último, a las 18:00 horas, cuando un hombre se constituyó hasta la Comisaria Primera a fin de radicar denuncia por la sustracción de su teléfono celular maca Samsung A10, de lo cual se percató luego de haber finalizado su labor como albañil en una obra de construcción ubicado en el microcentro, haciendo entrega en ese momento, a través de otro equipo de telefonía celular, una captura de pantalla en donde se visualizaba desde su cuenta mercado pago la trasferencia de una determinada suma de dinero a tres cuentas diferentes.

Por lo que personal de la brigada de la mencionada dependencia policial, realizo tareas investigativas y con los datos recabados pudo establecer el domicilio del hombre en la que figuraba la primera transferencia.

Al arribo del personal y al explicarle la presencia de los mismos, este refirió que en fecha 06 del mes de octubre recibió en su cuenta de mercado pago la suma de 5.200 pesos proveniente de la cuenta bancaria de un pariente y que al otro día en horas del mediodía, ese mismo pariente, le entregó en mano propia la suma de 30.000 pesos en efectivo, desconociendo la procedencia del dinero. Ante dicha situación y teniendo en cuenta la investigación que estaba haciendo la policía entregó de manera voluntaria la suma de 35.200 pesos.

Posteriormente los policías fueron hasta la obra en construcción donde habría ocurrido el hecho delictivo y con los datos recabados se detuvo al presunto autor un hombre de 32 años y compañero de trabajo del denunciante.

Continuando con la línea investigativa, se constituyeron hasta el domicilio del sospechoso, ubicado en el barrio Juan Domingo Perón Mz. 43, donde dialogaron con la pareja del mismo y en conocimiento del hecho entregó de forma voluntaria el equipo de telefonía celular denunciado como sustraído.

Ante toda esa confusión, horas más tarde la pareja del causante verificó su cuenta bancaria y se encontró con la sorpresa de que tenía depositado la suma de 20.000 pesos de los cuales desconocía la procedencia, similar situación vivió su suegra, quien en su cuenta también tenía depositado la suma de 17.000 pesos, por lo que en presencia de testigos hizo entrega de todo ese dinero.

Con todos los elementos recabados y las pruebas incriminatorias, se procedió a la notificación de la situación legal del detenido y su posterior alojamiento en celdas de la dependencia policial.

Compartir