Al dejar inaugurada la escuela 1.344 de su gestión, el gobernador Gildo Insfrán calificó, una vez más, a la educación como el nuevo rostro de la justicia social y reveló que junto con esa cifra significativa hay otros 141 edificios en plena etapa de construcción en distintos puntos de la geografía provincial.
El titular del Ejecutivo Provincial se mostró dispuesto a ejercer la máxima autoridad de la provincia por otros cuatro años, con el objetivo de completar la construcción de esa infraestructura.

En la oportunidad, el mandatario habló de las elecciones a nivel provincial y expresó su confianza en un triunfo que será dedicado a honrar a los caídos el 16 de junio de 1955 en el bombardeo sobre la Plaza de Mayo en Buenos Aires, mientras que la del 27 de octubre será para memorar a Néstor Kirchner, quien murió en un día como ese del año 2010.
El Gobernador estuvo en El Espinillo donde dejó habilitados los modernos establecimientos para la Escuela Primaria de Frontera Nº 7, que en julio cumplirá 97 años, y el Jardín de Infantes Nº 29, en un acto al que asistieron, entre otros, el presidente provisional de la Legislatura, Armando Felipe Cabrera; el intendente de El Espinillo, Carlos Manuel Sotelo; el jefe de gabinete de ministros del PEP, Antonio Ferreira; legisladores nacionales, provinciales y municipales; intendentes municipales de distintos puntos del territorio y jefes comunales de la localidad que cumplieron su mandato.
Al insistir en la cuestión de la infraestructura educativa, Gildo Insfrán ratificó que su gobierno no se detendrá en la continuidad de las mismas, ya que existen otras 141 escuelas que están en distintas etapas de construcción y en diversos lugares de la provincia.
Sobre el particular y partiendo de ciertas referencias sobre su dinámica de trabajo, afirmó: «Todavía no estoy cansado; por el contrario, estoy con mucha fuerza y quiero que me den cuatro años más para poder terminar esas 141 escuelas».Esperanza y fe

Durante su discurso, relató que a poco de llegar a El Espinillo y a la Escuela Nº 7 se le acercó un grupo de niñas para hacerle entrega de un sobre con una nota en la que le formulaban algunos pedidos concretos, entre ellos el de la creación de una universidad en el pueblo.

«Eso me generó mucha alegría porque significa apostar al futuro y a la educación que es el nuevo rostro de la justicia social», expresó Insfrán para exhortar: «Que la fe y la esperanza nunca estén ausentes en el comportamiento colectivo de los formoseños».
En este contexto, repasó aspectos de la realidad nacional y les manifestó a los presentes que estaba conteste de sus padecimientos como consecuencia de los efectos de las políticas del Gobierno nacional.
No obstante, aseguró: «Aquí seguimos apostando al modelo formoseño mientras que el Gobierno nacional tomó un rumbo muy desgraciado, que ha aplicado una política que condena al pobre y ensalza al que más tiene».

Un año especial

Al discurrir acerca de los acontecimientos de este año, mencionó a la reciente conmemoración del centenario del nacimiento de María Eva Duarte de Perón, Evita, a la que se la conoce como «la abanderada de los humildes».

Además, recordó que en Formosa se vota el 16 de junio y que esa jornada será dedicada a rendir homenaje a quienes el 16 de junio de 1955 fueron bombardeados en la Plaza de Mayo. «A ellos les vamos a dedicar nuestro triunfo», afirmó.
Compartir