Durante el mediodía de este domingo, un hombre asaltó a mano armada el Supermercado “Olka”, ubicado sobre la avenida Juan Domingo Perón 175 del barrio San Miguel, amordazó al encargado y se llevó el dinero que se encontraba en la caja fuerte. Estimativamente se habrían llevado unos 30 mil dólares y más de 800 mil pesos.
En las últimas horas, tras la investigación de la Policía y el diálogo con el encargado y demás trabajadores del comercio, demoraron a tres empleados. Además, secuestraron cuatro celulares.

Un hombre, vestido con una campera azul, gorra de color crema y negro, y barbijo verde, ingresó al supermercado como cliente, preguntando por artículos en despensa. Sin embargo, subió a la parte superior del local hasta un habitáculo donde se hallaba el encargado, un hombre de 26 años, a quien, apuntándole con un arma, amordazó con cinta adhesiva, dañó las cámaras de seguridad para luego robar, del interior de una caja fuerte ubicada debajo del escritorio, una importante suma de dinero en efectivo en dólares y pesos. Para abrir la caja utilizó una barreta.
Estimativamente el ladrón se habría llevado 30 mil dólares y unos 850 mil pesos para luego salir normalmente del supermercado y darse a la fuga en una moto de 110 cc, la cual se encontraba en la esquina al mando de otro sujeto. Lo ocurrido fue advertido por un cajero, que liberó al encargado de las ataduras. En el lugar trabajó personal de Informaciones Policiales, Alacrán, de la Dirección de Policía Científica, de la Zona 2 del Comando Radioeléctrico y de la seccional Tercera.

Una vez que el hecho fue denunciado a la Policía, efectivos de la comisaría seccional Tercera y de la Zona 2 del Comando Radiométrico se llegaron hasta el supermercado, ubicado sobre la avenida Juan D. Perón entre Coronel Bogado y Arenales, donde se entrevistaron con el encargado del negocio, quien manifestó que cuando se encontraba en una de las oficinas de la planta alta, ingresó un joven y le apuntó con un arma de fuego para amedrentarlo, lo que lo tomó por sorpresa y recibió un golpe en el rostro para luego ser reducido, continuando la agresión física.
Con una barreta, la que fue secuestrada por la Policía, forzó el cajón de un escritorio, de donde, conforme la denuncia del propietario, se le robó una suma importante de dinero.
Compañeros del empleado observaron a un hombre que huyó del local y se subió a una moto conducida por otro, dándose a la fuga, encontrando minutos después al encargado maniatado en la oficina.

Por el hecho se inició una causa judicial con intervención del Juzgado de Instrucción y Correccional en turno. Numerosos efectivos policiales del Departamento Informaciones, de la Sección Motorizada Alacrán, de la UR-1 y de otras dependencias trabajaron en la investigación del hecho, desplegándose en todo el sector a fin de establecer alguna persona que pudiera aportar información para la investigación, como así en el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona, a fin de lograr identificar y detener a los responsables del robo.
En las últimas horas, la Policía demoró a tres empleados y secuestró cuatro celulares. La investigación continúa a fin de lograr esclarecer el hecho.

Compartir