Irán anunció la disolución de la Policía de la Moral, tras más de dos meses de protestas en todo el país por la muerte de la joven Mahsa Amini, quien había sido detenida por esa fuerza acusada de violar el código de vestimenta islámica.

«La Policía de la moral no tiene nada que ver con el Poder Judicial» y fue suprimida, afirmó este sábado el fiscal general de Irán, Mohammad Jafar Montazeri, según informó la agencia de noticias iraní ISNA.

La abolición de la Policía de la Moral, considerada como un gesto hacia los manifestantes que tomaron las calles de distintas ciudades del país tras la muerte de Amini, se produce un día después de que las autoridades anunciaran que están examinando si la ley de 1983 sobre el velo obligatorio necesita cambios.

El presidente iraní, Ebrahim Raisi, declaró el sábado que los fundamentos republicanos e islámicos de Irán estaban afianzados constitucionalmente, pero que había «métodos de aplicación de la Constitución» que podían ser «flexibles».

Policía de la Moral

La Policía de la Moral, conocida como Patrullas de Orientación, fue creada bajo el mandato del ultraconservador presidente Mahmud Ahmadineyad (2005 a 2013) para «difundir la cultura de la decencia y el hiyab», el velo femenino.

Las patrullas, que están formadas por hombres con traje verde y mujeres que llevan un chador negro, una prenda que recubre todo el cuerpo salvo la cara, empezaron a funcionar en 2006.

Mahsa Amini

El pasado 13 de septiembre, una de esas patrullas detuvo en Teherán a la joven Mahsa Amini, de etnia kurda y de 22 años, por presuntamente llevar mal puesto el velo islámico con que las mujeres deben cubrirse la cabeza y el pecho en la República Islámica de Irán.

Tras la detención, la joven colapsó en la comisaría y murió en un hospital tres días después.

Las autoridades dijeron que falleció de causas naturales, pero las sospechas de que pudo haber sido golpeada por los agentes desataron fuertes protestas que dejaron a más de 300 personas muertas, según cifras oficiales. El conteo de varias ONG, en cambio, ubica en 400 el número de muertos por la represión.

Irán está sumido en una oleada de protestas desde la muerte el 16 de septiembre de Amini. Las autoridades afirman que falleció por problemas de salud, pero según su familia, falleció tras haber sido golpeada.

Desde entonces, las mujeres han encabezado las protestas, gritan consignas como «mujer, vida, libertad», se quitan y queman sus velos.

Escepticismo en las redes

El anuncio de la abolición de la Policía de la Moral fue recibido con escepticismo por parte de los iraníes en las redes sociales.

Un internauta expresó su temor de que las funciones de esta estructura sean realizadas por otro organismo parecido, mientras que otro recordó la fuerte presión que ejercen las familias sobre las mujeres iraníes.

El papel de esta policía cambió a lo largo de los años, pero siempre generó divisiones en la clase política.

Bajo el mandato del presidente moderado Hasan Rohani, en el poder entre 2013 y 2021, era común ver a mujeres con jeans ajustados y velos coloridos.

Pero su sucesor, el ultraconservador Ebrahim Raisi, llamó en julio a «todas las instituciones estatales» a reforzar la aplicación de la ley del velo. «Los enemigos de Irán y del Islam» querían «socavar los valores culturales y religiosos de la sociedad difundiendo la corrupción», declaró entonces.

Las mujeres que infringían este estricto código de vestimenta se arriesgaban a ser detenidas por la unidad policial.

Ley del velo

El fiscal Montazeri anunció el sábado que «el parlamento y el poder judicial» estaban examinando el asunto de la obligatoriedad del velo, aunque no precisaron si la ley iba ser modificada.

El tema del velo sigue siendo muy delicado en la República Islámica. Por un lado están los conservadores, que defienden la ley de 1983. Por el otro, los progresistas, que desean que las mujeres puedan decidir libremente si llevarlo o no.

Desde el inicio del movimiento de protestas, hay cada vez más mujeres que salen a la calle sin el velo, especialmente en el norte acomodado de Teherán, la capital.

El principal partido reformador de Irán instó el 24 de septiembre a anular la obligatoriedad del uso del velo.

Compartir