El intendente de la ciudad, Jorge Jofré, brindó un emotivo saludo a las madres en su día y vinculó el sustantivo al verbo del amor incondicional y absoluto de las mujeres hacia sus hijos como pilares y fundamentos de la familia.

Señaló que en estos tiempos donde el individualismo ataca el principal valor social que es la familia, para que el egoísmo triunfe sobre la solidaridad, debe valorarse a las madres que más allá de cualquier condicionamiento brindan amor, ternura y protección a sus hijos.

“Los vínculos de una madre con sus hijos son la demostración más alta del amor y la entrega y son valores que fundamentan la sociedad, que deben ser mantenidos, protegidos y alentados por todos”, sostuvo.

“Hay muchas madres que en soledad asumen la tarea de cuidar y educar a sus hijos, a la vez que deben buscar el sustento diario; por ello es necesario retomar los paradigmas de la familia integrada, como base de una sociedad con valores, ante el relativismo moral que se impulsa desde el modelo de consumo”.

Seguidamente, el jefe comunal destacó que “las madres son el fiel reflejo del amor y de la vida en plenitud. Por ello les tributamos nuestro homenaje, todo nuestro cariño y el compromiso de continuar trabajando para una sociedad más tolerante, con diálogo y amor al prójimo, partiendo desde el ejemplo que ellas nos brindan todos los días”.

“A todos los que las tienen vivas, les pido de corazón que las disfruten, desde el amor y el respeto, pues ese es el cariño más sincero y noble. En la vida nos pasan muchas cosas, buenas y malas, pero el amor de una madre es único e inigualable, porque es un ser que disfruta cuando las cosas nos van bien y sufre cuando algo nos va mal. Además, las madres siempre están al lado de sus hijos, en momentos difíciles o cuando necesitan un consejo, una caricia o simplemente un abrazo”.

Por último, Jofré se refirió a las familias que ya no cuentan con sus madres y dijo “para quienes ya no las tenemos, recordarlas y rememorar todos esos buenos momentos que pasamos junto a ellas, porque seguramente desde algún lugar del cielo, desde alguna estrella, siempre nos estarán acompañando y bendiciendo”.

Compartir