Durante una entrevista con Fox Sports, Oscar Ruggeri le preguntó al Diez qué fue lo que se le pasó por la cabeza cuando estaba por la manga antes de salir al campo de juego, que lo hizo emocionar tanto. «Se me apareció mi mamá, se apareció mamá«, confesó entre lágrimas Diego Maradona, recordando a Doña Tota, que murió en 2011.

Diego mostró toda su felicidad por esta oportunidad que le dio el conjunto platense. «Yo no me arrodillé ante nadie. Vine, me gustó la idea de Gimnasia y la tomé enseguida. Sabía que si me quedaba en casa, operado y todo como estoy, iba a tener que comprar una casa por mes», explicó y avisó que darán lucha para cumplir con el objetivo de quedarse en primera: «Hay que ganar, ganar y ganar. Yo respeto a todos los clubes del fútbol argentino, pero yo cuando me meto en una cosa soy muy tozudo. Voy a dejar la vida. No saben lo lindo que es este club».

Al ser consultado por el duro arranque que tendrá (Racing, Talleres y River), Maradona no buscó excusas. «Con quién querés que juegue si me dan un fixture así. Hay que llevárselos por delante, qué se le va a hacer. Si no, no estaríamos hablando de esto acá, estaríamos muertos o en otro laburo. Lo que nosotros llevamos en el pecho es una pelota que nos dio de comer todavía y a ella no le podemos fallar», aseguró, nuevamente emocionado.

Por último, le respondió a los que lo criticaron por su forma de hablar en la presentación. «El otro día pongo la televisión y decían, ‘a Maradona no se le entendía nada’. Y no bol…. ¡cómo se me va a entender si estaba llorando mientras hablaba!«.

 

TN

Compartir