POSADAS. Valentín Maximiliano Monzón, de 17 años, fue atacado por una patota a la salida del boliche Dominó, en la localidad de Apóstoles, y quedó internado en terapia intensiva con fractura de cráneo y pronóstico reservado.

Según los relatos de distintos testigos a la prensa, Monzón fue atacado por al menos seis jóvenes, aunque su madre dijo que hubo más involucrados en el ataque, que se produjo en la madrugada del domingo, cerca de las 5.30.

Tras sufrir el ataque, los amigos de Monzón llamaron a la ambulancia y el chico fue llevado primero al hospital de Apóstoles y, más tarde, derivado al hospital de alta complejidad Ramón Madariaga, de la capital misionera, a 70 kilómetros de Apóstoles.

Aparentemente, el ataque se dio a la salida del boliche donde Valentín había concurrido con su hermana y unas amigas. Cuando salieron hubo corridas y ellos también se pusieron a correr hasta que el chico fue alcanzado por un ladrillazo y después recibió golpes.

La policía informó que cuatro jóvenes de entre 17 y 19 años fueron detenidos por ese hecho. Efectivos de la División Comando Radioeléctrico detuvieron a los supuestos agresores, identificados como Pablo C., de 19; Marcos R., de 19; Franco, de 18, y un menor, de 17. Más tarde fueron detenidos otros dos sospechosos, de entre 18 y 19 años.

«Valentín tiene fractura de cráneo, el mentón roto, no le quedaron los dientes, además de tres costillas rotas, y despide sangre por la nariz y el oído», dijo Mónica López, en una entrevista.

La Nacion

 

Compartir