La Fiscalía reclamó cuatro años de cárcel para Amado Boudou por presuntas compras sin licitación que realizó cuando fue ministro de Economía. Además, solicitó una pena unificada de cinco años al relacionar el expediente con el caso de un vehículo de alta gama adquirido con documentación falsa, por el cual el ex vicepresidente había sido sobreseído pero cuya sentencia fue posteriormente revocada.

Abel Córdoba, fiscal de la investigación, señaló en su alegato que “no hubo ni subasta pública ni privada. Hubo una compra directa notoriamente ilegal, reconocida por los imputados”. “No objetamos la decisión misma de la compra de autos. Tampoco vemos sobreprecios. Lo que decimos es que no hubo subasta. Quisieron montar un andamiaje documental para que parezca que la hubo”, afirmó el representante del ministerio Público.

“El único proceder inobjetable hubiera sido la licitación pública”, enfatizó ante los jueces del Tribunal Oral Federal 8, Nicolás Toselli, Gabriela López Iñíguez y Sabrina Namer. Córdoba también pidió cuatro años de cárcel para Benigno Alberto Vélez, ex secretario Legal y Técnico de Economía -como autor de negociaciones incompatibles con la función pública al firmar los papeles de compra-, la absolución para otro ex funcionario, Álvaro Palencia Reffino; cuatro años para el ex titular de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) Daniel Reposo y tres años en suspenso para los empresarios Guido y Fernando Guidi, dueños de la concesionaria donde se adquirieron los vehículos.

Cabe destacar que el ex funcionario, de acuerdo con lo que figura en el expediente, está acusado de avalar la supuesta compra de 19 vehículos a la firma “Guido Guidi” en una subasta pública que lanzó la empresa. Sin mediar licitación, el ministerio de Economía adquirió tres Volkswagen Passat, tres Vento y trece Bora, de las líneas Trendline, Advance y Exclusive, por un monto total de 2.131.400 pesos.

 

Informe Político

Compartir