A mediados de año, en medio de uno de los recurrentes enfrentamientos públicos entre el Gobierno y los piqueteros, el Ministerio de Desarrollo Social anunció que arrancaría con auditorías a cargo de las universidades nacionales para detectar posibles irregularidades en los planes sociales. Aquel anuncio, hoy algo olvidado luego de que un informe de la AFIP confirmara que miles de beneficiarios del Potenciar Trabajo compraron dólar ahorro y tienen bienes a su nombre, fue un primer indicio de la Casa Rosada de que podría haber cerca de un 20% de incumplimiento en los requisitos para cobrar esa mensualidad.

“Cuando empezamos con las auditorías, que son presenciales, de cada 10 beneficiarios que convocábamos, en general venían 8. Ahí nos dimos cuenta de cómo venía la mano y decidimos avanzar a fondo”, cuenta una alta fuente que siguió de cerca el proceso. Se llegaron a auditar a más de 50.000 personas. Los datos conocidos la última semana tienen cierto correlato: se habla de 35.000 beneficiarios que compraron dólares y más de 250.000 con bienes a su nombre, sobre 1.380.000 que reciben el plan. Alrededor de un  20%.

¿Avanzará el Gobierno con un recorte de esta envergadura? No. A su manera, ya lo dejó en claro la flamante ministra Victoria Tolosa Paz. Si bien formalmente dijo que darán de baja los planes que no corresponda, luego aclaró que se van a “desagregar datos para dar de baja a quienes realmente haya cometido incompatibilidades”.

Y amplió: “Sólo sabemos que o compraron dólares o tienen un bien registrado, pero a veces ese bien registrado es una moto, y eso no sería una incompatibilidad. Hasta que no esté limpia esa base de datos, no se pueden tomar medidas“.

“Ojo con esto, el universo es mucho menor. Hay que poner la lupa nominalmente”, completaron desde Desarrollo Social este domingo ante la consulta de Clarín. En criollo: no prevén un recorte masivo.

El primer paso, no dar más planes

En lo concreto, la medida más fuerte del Gobierno hasta ahora es el decreto que firmó el presidente Alberto Fernández y que restringe la posibilidad de sumar nuevos beneficiarios al Potenciar Trabajo. Hoy son 28.950 pesos mensuales (la mitad del Salario Mínimo Vital y Móvil, que está en $ 57.900), a cambio de una contraprestación de cuatro horas laborales diarias.

Por esta nueva norma, los planes que se vayan cayendo no serán reemplazados, sino que se usarán esos fondos para otros beneficios sociales, como la compra de herramientas. Sobre todo los piqueteros opositores (agrupados en el Frente de Unidad Piquetera y quienes marcharon este jueves) lo rechazan.

Paritaria piquetera

El último grifo grande que abrió el Gobierno fue a fines de 2021. “Fueron 90.000 planes más que les dimos, porque la situación estaba muy complicada y veíamos riesgo de violencia”, confirmó una fuente. El oficialismo venía de una dura derrota electoral.

Por entonces, el ministro era Juan Zabaleta, quien fue el que encaró la pelea más dura (al menos públicamente) más restringir los planes. El retornado intendente de Hurlingham fue también el que pidió los datos a la AFIP que terminaron saliendo a la luz la semana pasada. Una de las presunciones es que la mayoría de los planes hayan sido bien otorgados, pero que luego, con la mejora económica, muchos de esos beneficiarios mejoraron su situación patrimonial y allí podrían surgir las incompatibilidades.

Si bien en el Gobierno aseguran que Tolosa Paz comparte los lineamientos de la gestión de su antecesor, ya hubo algunos cambios sutiles. La ministra, por caso, accedió a que haya una reunión con los piqueteros opositores el mismo día que cortaban la 9 de julio. Y esta semana, funcionarios del área se juntarán con el grupo que protestó y cortó calles al día siguiente.

¿Y las organizaciones oficialistas, como el Movimiento Evita, la CCC y el grupo de Juan Grabois? Aunque se calcula que manejan cerca del 70% o 75% de los Potenciar Trabajo, al tener representantes a ambos lados del mostrador les resulta más complejo exponerse en el reclamo. Muchas veces lo hacen a través de terceros.

“La paritaria piquetera se dirime en la calle. Lo que estás viendo ahora es eso”, analizó una fuente. Como el Potenciar Trabajo se calcula por el Salario Mínimo, los movimientos sociales son los que más pujan porque se adelante la suba de este índice.

En el año, el Salario Mínimo ya lleva acumulado una suba de 75,5%, pero se descuenta que habrá un plus para al menos igualar la inflación, en un rango cercano al 100%. De concretarse esta mejora, impactará de lleno en los planes de empleo. Pasaría de 28.950 a unos 35.000 ó 36.000 pesos.

Además, como parte de la negociación reciente, Tolosa Paz reconoció que hubo un “desfasaje con la entrega de alimentos en octubre. Y eso se va a compensar en noviembre y diciembre, con un refuerzo de 40% en las partidas“.

Todos los actores siguen de cerca la evolución de la inflación. El índice de octubre se conocerá esta semana y dará arriba de 6%. Incluso superaría al de septiembre. De no haber un cambio, parece improbable que el Gobierno avance en recortes masivos.

Algo de esto lo vivió el propio Zabaleta poco antes de dejar el cargo. Se habían detectado unos 40.000 beneficiarios del Potenciar Trabajo que también cobraban el programa Progresar, que es un subsidio para estudiar. Si bien los requisitos son claros, finalmente se terminó aceptando que los venían incumpliendo la norma sigan cobrando los dos planes.

Una incógnita es qué hará la Justicia, que ya abrió una investigación sobre el tema. El fiscal Guillermo Marijuán no descartó suspender planes, pero recién este lunes comenzará la investigación.

Compartir