El caso ocurrió el domingo de madrugada, cuanto una mujer solicitó la presencia policial a través de la línea de emergencia gratuita 911 ECO, en una vivienda de la Manzana 9 del barrio lote 111, por un inconveniente con su pareja, que se encontraba en estado de ebriedad y la amenazó de muerte.

Una vez en el lugar, los uniformados observaron que frente a la vivienda estaba un hombre que tenía en sus manos dos botellas de vino de vidrio y al notar la presencia policial arrojó una de las botellas contra el móvil policial, sin que produzca daño alguno.
Luego el oficial a cargo descendió de la camioneta e intentó hablar con el sujeto para que se calme pero fue atacado con golpes de puño y patadas, lo que motivó la intervención de otros uniformados para reducir al violento individuo.

La mujer denunció a su pareja y comentó que la había amenazado de muerte, en estado de ebriedad, y gracias a la intervención policial el caso no terminó en tragedia.
El oficial que intervino terminó con lesiones, motivando que se lo traslade a la Asociación Mutual Policial (AMP), donde recibió asistencia médica de profesionales, determinándose a través de estudios que resultó con fractura de tobillo derecho -lesiones graves-, con tiempo de curación e incapacidad laboral mayor a 30 días.

En el lugar del hecho se realizaron las diligencias procesales con el perito y fotógrafo de la Dirección de Policía Científica, procediéndose al secuestro de las botellas.

Compartir