Se trata de la capilla María Auxiliadora del barrio Namqom, donde un grupo de originarios provocó daños, sustrajeron efectos de la cocina y un inodoro, los que fueron recuperados por la Policía. Se aprehendió a cuatro sujetos y se retuvo a una adolescente.

El hecho ocurrió minutos después de las 5 de la madrugada del domingo, cuando efectivos de la Subcomisaría del barrio Namqom tomaron conocimiento de un robo en progreso en la capilla María Auxiliadora de la manzana 6 del barrio de mención.

El jefe de dependencia con personal a cargo acudió al sitio, donde efectivamente se encontró con unos 15 originarios en el interior de la capilla –mayores y menores- infraganti delito, quienes se encontraban sustrayendo elementos de la cocina y un inodoro, al advertir la presencia de los uniformados corrieron con varios efectos en las manos y los arrojaron entre las malezas en un predio baldío.

Inmediatamente después, tomaron resorteras, palos, escombros que a prima facie ya tenían preparado en ese sector, y arremetieron contra los uniformados y el móvil policial.

Al verse superado en número, los auxiliares de la justicia tuvieron que efectuar disparos disuasivos al aire con la escopeta provista con postas de goma, permitiéndoles la aprehensión de dos hombres de 21 y 23 años respectivamente, como así una adolescente de 16 años.

Posteriormente, el grupo agresor se reorganizó y atacó nuevamente a los funcionarios públicos con todo tipo de elementos contundentes, provocando daños en el cristal de la puerta trasera derecha del móvil de la dependencia utilizado para el servicio de seguridad ciudadana; ante lo sucedido se solicitó apoyo a la línea de emergencia 911, disponiendo el operador que acudan varios móviles de la zona norte, el supervisor de la Delegación de la Unidad Regional Uno Distrito Cinco, Comando Radioeléctrico Policial y el grupo antidisturbios del Destacamento de Desplazamiento Rápido (DDR), procediéndose a la aprehensión de otros dos sujetos de 19 y 42 años.

Con la presencia de más móviles y efectivos de la fuerza provincial, rápidamente se restableció el orden y la tranquilad del vecindario. Con la colaboración de testigos, el perito y fotógrafo de la Delegación de Policía Científica se verificó la capilla, constatándose daños en la capilla, puertas de acceso, portón y sanitarios.

Entre las malezas encontraron ollas, pava de aluminio, tenedores, cuchillos, otros utensilios de cocina y un inodoro, los que fueron secuestrados. Asimismo, se documentó los daños provocados en el móvil policial con fotografías y restos de elementos arrojados al personal interviniente.

Bajo un importante dispositivo de seguridad, los cuatro detenidos, la menor retenida y los secuestros fueron conducidos a la dependencia, donde los mayores se notificaron situación legal en causa judicial caratulada “Robo, Atentado y Resistencia contra la Autoridad a mano Armada Agravado por la Participación de Menores, Intimidación Pública, Daño e Infracción Artículo 205 y 239 del CPA” con intervención de la justicia.

Por otra parte la menor fue entregada a su progenitora en carácter de guarda tutelar, previo notificarle la situación legal de su hija conforme legislación vigente.

Compartir