El concejal Fabian Olivera visitó el vaciadero municipal, donde dialogó con decenas de personas que diariamente acuden al lugar en busca de materiales que reciclan para vender y así sustentar los gastos familiares. Un pedido de informes enviado a la Comuna, pretende conocer pormenores de la labor que desarrollan estos vecinos. “Son más de 200 familias las que viven de esta actividad, dentro de una gran desorganización y sin ningún tipo de seguridad”, dijo Olivera.
“Pagan unos diez mil pesos mensuales para poder ingresar al basurero municipal en busca de todo aquellos que les sirva para reciclar y vender, una conocida cultura social que practica mucha gente como medio para su subsistencia diaria”, agregó.
“Con los concejales les hicimos notar los beneficios de constituir una cooperativa para desarrollar este trabajo, sobre todo por los beneficios sociales y la seguridad jurídica que ello implica. Notamos un gran interés por lo que entendemos que se podrá avanzar en esta iniciativa”, detalló.
Olivera, junto a otro concejal, enviaron un pedido de informes al intendente Jorge Jofrè pretendiendo conocer detalles de las identidades y del trabajo que desarrollan estas personas.

 

Expres Diario

Compartir