El hecho se registró en horas de la tarde del martes, tras la denuncia de un vecino del barrio San Antonio 2 de esta ciudad, quien denunció en la Comisaría Seccional Cuarta la sustracción de su motocicleta Motomel de 110 cilindradas que se encontraba en su domicilio.

Ante el ilícito, los efectivos iniciaron las actuaciones judiciales solicitándose la colaboración del personal de la Sección Robos y Hurtos del Departamento Informaciones Policiales.

Integrantes de esa División especial se abocaron a la investigación, obteniendo testimonios relevantes en torno a la causa que orientaron hacia un posible sitio donde se habría depositado el rodado.

Se realizaron las pesquisas en inmediaciones a una vivienda del barrio Urbanización España, donde se dialogó con el propietario del inmueble, haciéndole saber la procedencia ilícita de la moto, quien entregó en forma voluntaria la moto totalmente desarmada, procediéndose al secuestro en presencia de testigos, por guardar relación con la causa.

Los investigadores identificaron al presunto autor, confeccionándose las actuaciones judiciales con intervención del Juzgado de turno. El procedimiento fue destacado por el damnificado, ya que en pocas horas fue recuperado, siendo este su único medio de movilidad.

Compartir