La Brigada de la Unidad Regional Uno realizó la investigación y ubicaron el vehículo en una vivienda de la calle Moreno al 1200 de esta ciudad. Con la orden de allanamiento ingresaron y secuestraron el rodado.

Una mujer refirió en su denuncia realizada en el año 2018, que en ese momento se separó de hecho de su ex marido, y a partir de ese momento el hombre se retiró de la vivienda conyugal junto a su hijo, llevando consigo un automóvil Toyota Corolla cero kilómetro que ambos adquirieron.

Posteriormente a ello su pareja fallece y a partir de ese momento el vehículo que tenía en su poder y que lo dejaba en un estacionamiento privado, ya no se encontraba en ese lugar, desconociendo donde fue trasladado; tampoco se le restituyó el rodado.

También expresó que tanto ella como su difunto marido eran los únicos que tenían la llave y autorización para conducir ese vehículo conforme cédula expedida por el Registro Nacional del Automotor; ese situación motivo que se acuda al registro a realizar una certificación de dominio y bloqueo del bien. Todos esos elementos de prueba fueron aportados en la causa, motivando el inicio de la causa judicial caratulada “Hurto” con intervención de la justicia.

Desde ese momento se inició la investigación para establecer donde se encontraba el rodado, librándose el pedido de secuestro y detención en cuyo poder se hallare el vehículo, sin obtener datos precisos hasta hace unos días, en que efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional Uno estableció una línea de investigación y el sitio donde se encontraría el rodado.

Con datos firmes la damnificada realizó una ampliación de denuncia, se solicitó la orden de allanamiento a la jueza de feria para una vivienda de la calle Moreno al 1200 del barrio San Martín de esta ciudad, haciendo lugar al pedido.

Con la orden en mano, el sábado último en horas de la siesta, un importante grupo de efectivos a cargo de la Brigada de la UR1 y otras unidades operativas, Dirección de Policía Científica y una grúa del Departamento Logística, llevaron adelante la requisa domiciliaria, sin que hubiese persona alguna en el sitio, encontrándose efectivamente el vehículo Toyota Corolla que interesaba a la causa, procediéndose al secuestro y posterior traslado con la grúa hasta el predio de la UR1 a los fines periciales.

El resultado del mandamiento judicial se informó a la jueza, quedando de esta manera totalmente esclarecida la causa. La damnificada se mostró agradecida con el trabajo realizado por los efectivos de la fuerza provincial, ya que transcurrido tantos años pensó que ya no lo recuperaría.

Compartir