La compañía biotecnológica británica Moderna, con sede en Cambridge, anunció este jueves que comenzará en julio la última fase de su vacuna contra el coronavirus Covid-19, y en la que analizarán a 30.000 personas con la colaboración del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos.

El objetivo principal de la vacuna, según informó Bloomberg, es evitar que las personas desarrollen síntomas de coronavirus Covid-19, como así también que la enfermedad se agrave y que los pacientes tengan que ser internados en el hospital, según informó la agencia.

Compartir