Efectivos policiales rescataron un puma cachorro al que tenían de mascota en jurisdicción de la localidad de El Chorro, y una corzuela colorada que estaba en poder de un cazador en el sector de barrera de la localidad de El Quebracho. Especialistas de la Subsecretaría de Recursos Naturales, Ordenamiento y Calidad Ambiental del Ministerio de la Producción y Ambiente de la Provincia se dirigieron hasta la localidad de Ingeniero Juárez donde se coordinó la entrega de ambos ejemplares.


La primea intervención tuvo lugar en horas de la tarde del lunes en circunstancias que los efectivos de la Comisaría de la localidad de El Chorro llevaban a cabo recorridas por la Comunidad Campo Libre donde observaron un ejemplar de puma en un terreno particular por lo que se identificaron con el propietario quien hizo entrega en forma voluntaria el animal que habría sido encontrado en una zona de monte desprotegido.
Con las medidas de seguridad el ejemplar fue trasladado hasta la sede policial donde se acondicionó un sector para el cuidado dándose intervención a la Dirección de Recursos Naturales y Gestión de la Subsecretaría de Recursos Naturales, Ordenamiento y Calidad Ambiental.
Idéntica intervención se llevó el miércoles por parte de los efectivos del Destacamento y Brigada Ecológica El Quebracho, quienes llevaban a cabo recorridas preventivas por el camino vecinal 1070 sector de la barrera de contención del río Pilcomayo cuando detectaron la presencia de un hombre quien estaría cazando portando un arma de fuego larga, y además tenía una cría de Corzuela viva en su poder.
Debido a que esta especie se encuentra protegida y que dicha actividad no se encuentra habilitada se procedió al secuestro del arma y la captura del animal, iniciándose el expediente administrativo correspondiente.
Las especies protegidas fueron trasladadas hasta la Unidad Regional Seis en Ingeniero Juárez, a través de la diagramacion de la Delegación “Palmar Largo”, donde en horas de la tarde de ayer se hizo presente personal del Ministerio de la Producción y Ambiente quienes trasladarán a estos animales para su estudio por parte de los veterinarios y posterior liberación en su habitad natural.
La cuarentena tuvo un efecto lateral en el incremento de las tareas de rescate y reinserción de fauna silvestre en su ambiente natural. Con la reducción de circulación de personas, hay más animales (pumas, aguará guazú, osos meleros, carpinchos, guazuncho, tapir, entre otras especias que habitan nuestra región) que se acercan a los ejidos urbanos, por lo que la Policía recuerda que estas especies se encuentran protegidas por leyes nacionales de protección y conservación, ley provincial de ecología y medio ambiente, de protección y conservación, infracción al código rural de la provincia, ley provincial de ordenamiento territorial de la provincia, ley provincial de sistema de áreas naturales protegidas y disposiciones que prohíben en todo el territorio de la provincia, en forma absoluta la caza en cualquier forma y modo de estas dos especies y incumplimiento será penado con multas que en cada caso se establece y por cada ejemplar capturado.

Compartir