Luego de un allanamiento, policías retuvieron a un menor que habría ingresado a un comercio del barrio Alto y también a su pareja, quien en ese momento intentaba esconder otras pertenencias robadas. Los policías continúan con las tareas en procura de dar con otro sujeto que estaría implicado.

El hecho ocurrió el lunes pasado, según informó un hombre de 30 años quien mediante las cámaras de seguridad de su comercio ubicado en calle Alberti entre Sor Clotilde de León y Güemes del barrio Alto de la ciudad de Clorinda, detectó a dos sujetos escalar la muralla del comercio, ingresar e intentar sustraer pertenencias, no logrando su cometido ya que contaba con alarmas por lo que se dieron a la fuga.

Ante el hecho, inmediatamente los uniformados fueron hasta el lugar, donde labraron las actuaciones, siendo atacados por los causantes quienes ingresaron a un inmueble ubicado en inmediaciones, desde donde lanzaron cascotes, escombros, contra los policías.

Una vez en la sede policial, iniciaron una causa judicial por el delito “Tentativa de Hurto con Escalamiento, Atentado y Resistencia contra la Autoridad” con intervención del magistrado, luego solicitaron colaboración a las demás dependencias en procura de dar con ambos implicados.

Luego de la correspondiente recolección de datos y testimonios, todo fue puesto en conocimiento del magistrado, quien otorgó una orden de allanamiento para un inmueble ubicado en Avenida Marana y calle Azcuénaga del barrio 8 de abril de la ciudad de Clorinda.

El mandato judicial se concretó durante la mañana del miércoles a cargo de integrantes de la Comisaria COSIV con la colaboración de la brigada de la Unidad Regional Tres, del Comando Radioeléctrico y la Delegación Drogas Peligrosas, todos con asiento en esa ciudad, donde fue retenido un menor de 17 años sindicado como uno de los causantes.

Asimismo en el lugar detectaron a la pareja de este, una mujer de 21 años que intentaba esconder joyas, las cuales eran de interés en otra causa por robo, por lo que también se procedió a su aprehensión y secuestraron martillos, machetes, celulares, parlantes, entre otros elementos contundentes de interés en la causa que investigan.

Los secuestros junto con el retenido y la mujer fueron conducidos hasta la sede policial, donde el menor fue entregado a sus familiares en carácter de guarda tutelar, mientras que la mujer permanece en prisión domiciliaria conforme lo ordenado por el juez.

Por otra parte, los policías continúan con las tareas en procura de dar con el otro sujeto implicado en el caso, quien se encuentra plenamente identificado.

Compartir