River derrotó a Boca por 2 a 0, y sacó una ventaja importante en la primera semifinal de la Copa Libertadores, que tendrá su partido de vuelta el 22 de octubre, en la Bombonera. El primer gol llegó a los 7 minutos, gracias a un penal anotado por Rafael Santos Borré, luego de una sanción del árbitro Raphael Claus con ayuda del VAR. El segundo lo marcó Nacho Fernández, a los 25 del complemento.

El superclásico comenzó con todo. Cuando se jugaban apenas 2 minutos, Emanuel Mas tocó en el área a Rafael Borré mientras Izquierdoz llegaba bien al cruce con el colombiano. La jugada siguió, y en la contra pudo haber anotado Emanuel Reynoso. Cuando el árbitro brasileño revisó la jugada, no dudó en cobrar el penal.

El primer tiempo fue intenso, y en dos ocasiones Andrada evitó otro tanto de River. Le tapó un remate a Borré y un tiro libre a De la Cruz. Capaldo tuvo el 1 a 1, pero su remate, solo frente a Armani, se fue desviado, muy por encima del travesaño.

En la segunda parte, todo fue de ida y vuelta. Boca buscó el gol de visitante, pero en más de una ocasión River pudo ampliar con un centro/remate de Montiel que dio en el poste derecho de Andrada y en otra que el arquero de Boca la sacó con su cabeza, de carambola.

Hasta que llegó el segundo. Nacho Fernández hizo todo fácil, la abrió para Montiel, fue a buscar al primer palo y anotó el 2 a 0, para delirio de todo el estadio.

Luego de eso, Boca siguió intentando, pero se desarmó. Andrada la sacó con las uñas ante un intento de Suárez por arriba.

Compartir