Los dos conductores de las motocicletas violaban las normas de tránsito, generaban ruidos molestos, y ponían en peligro la seguridad del tránsito. También se detuvo a un hombre que registraba pedido de captura.

El domingo último a las 23 horas, un móvil, identificó a un sujeto en la intersección de la avenida Gendarmería Nacional y calle Francisco Bosch de esta ciudad.
Allí, los uniformados establecieron se trataba de un hombre de 22 años. Al consultar los datos personales a la Dirección General de Informática Policial, arrojo como resultado que registraba pedido de captura en causa judicial, procediéndose a su detención.
Otra intervención se registró a las 23:20 horas del domingo último, cuando efectivos de la Zona VI del Comando Radioeléctrico Policial efectuaban patrullaje preventivo por la avenida Néstor Kirchner, observando que una motocicleta de 150 cilindradas circulaba a elevada velocidad realizando varias maniobras peligrosas (Willy), poniendo en peligro la seguridad del tránsito.
Tras un discreto seguimiento, interceptaron al sujeto en inmediaciones a la plaza; se trataba de un hombre de 24 años, quien no contaba con el registro de conducir, procediéndose al secuestro de la motocicleta Zanella en la que se desplazaba a los fines contravencionales.
Por último, el lunes alrededor de las 01:00 de la madrugada, nuevamente efectivos de la Zona VI del Comando Radioeléctrico observaron que un joven al mando de una motocicleta Zanella Hot de 90 cilindradas, circulaba por calles internas del barrio Sagrado Corazón de María realizando ruidos molestos con el escape libre del rodado.
El joven fue interceptado, no contaba con casco protector y se le requirió las documentaciones obligatorias para circular. Al intentar demorarlo, le profirió insultos y agravios hacia el personal policial actuante, lográndose que detenga la marcha. Identificado resulto ser un menor de 16 años, que no poseía ninguna documentación para conducir. Además, por su forma de actuar y aliento etílico que emanaba al hablar, evidenciaba estar alcoholizado, en resguardo de su integridad física y la de terceros, se procede a su retención y al secuestro del rodado,
El menor retenido y las motocicletas fueron trasladadas a sede policial, donde se iniciaron las actuaciones pertinentes. Luego, previo notificarle situación legal del menor a sus progenitores, conforme protocolo de intervención fue entregado en carácter de guarda tutelar, quedando todo en manos de la justica.

Compartir