Durante acciones preventivas, integrantes de la fuerza provincial detectaron que el conductor de un automóvil cargaba combustible de manera irregular en varios bidones.

El procedimiento estuvo a cargo de integrantes de la brigada de la Zona 3 del Comando Radioeléctrico, quienes minutos después de las 8 horas del viernes realizaban recorridas preventivas por calles internas del barrio San Pedro de esta ciudad.

En las inmediaciones de una estación de servicio ubicada en calle Trinidad González y Parkinson, detectaron que el conductor de un automóvil Volkswagen Gol cargaba combustible en bidones.

El sujeto de 19 años estaba acompañado por un adolescente de 15 años, quienes transportaban 10 bidones de 30 litros cada uno.

Ante esa situación, se le solicitó las documentaciones obligatorias para transportar sustancia peligrosa por carretera conforme legislación vigente, exhibiendo solamente documento nacional de identidad y licencia de conducir para vehículo particular, no así las otras exigidas por el Artículo 56 inciso h) de la Ley Nacional de Tránsito 24.449.

El rodado no tenía colocado las placas identificatorias de la sustancia transportada, ni contaba con las medidas de seguridad obligatorias. Según el conductor, los tambores contenían un total de 300 litros de combustible, procediéndose al secuestro del rodado y el combustible.

Ante las irregularidades y el peligro que representa el traslado sin las medidas de seguridad obligatorias, en forma conjunta con personal de Bromatología Municipal y del Cuerpo de Bomberos, se realizaron las diligencias procesales para dar inicio a una causa contravencional, dándose intervención del Juzgado de Paz de Menor Cuantía en turno de esta ciudad.

El infractor fue notificado de su situación legal en la causa y continuó en libertad.

Compartir