Para los usuarios del transporte público de pasajeros de Clorinda es “abusivo” el incremento del valor del boleto urbano que pasó a costar 35 pesos en una decisión unilateral por parte de las empresas locales, ya que el Concejo Deliberante, que tendría que regular la tarifa, se enteró de la suba a través de la queja de los usuarios en redes sociales.

Los vecinos consideran “pésima” la calidad del servicio, sin frecuencias ni horarios y con unidades vetustas, por lo que “no se justifican estos aumentos en el pasaje si la contraparte no brinda un servicio como los usuarios nos merecemos”, marcó un vecino en diálogo con esta Corresponsalía de La Mañana. Los usuarios pagan resignados el valor del pasaje que fijan los transportistas ya que se sienten desprotegidos de las instituciones que tendrían que velar por sus intereses en cuestiones de abuso.

CNC

Compartir