La potencia mundial en investigación científica Israel continúa aferrando su trabajo a la búsqueda de una cura para la pandemia del COVID-19 y ahora, anunció que un ensayo realizado a seis pacientes considerados de alto riesgo de mortalidad con el nuevo coronavis logró que sus observados puedan sobrevivir.

La empresa que llevó adelante este estudio fue Pluristem y utilizó células madre de placenta. Las personas que se sometieron a la prueba fueron tratados en tres centros médicos israelíes diferentes durante una semana en el marco del programa de tratamiento farmacológico del país. Todos sufrían de insuficiencia respiratoria aguda y complicaciones inflamatorias asociadas al virus SARS-CoV-2. A su vez, cuatro de ellos también mostraron fallos en los sistemas de órganos cardiovasculares y renales. Tras el tratamiento, los seis sobrevivieron e incluso, cuatro mostraron una mejora en los parámetros respiratorios y tres de ellos están en etapas avanzadas de dejar de utilizar respiradores. Además, dos de los pacientes con condiciones médicas preexistentes están mostrando una recuperación clínica además de la mejora respiratoria.

Compartir